Análisis a partir de evidencia molecular

En toda labor de identificación, deben agotarse todos los recursos para reunir la información útil que permita la comparación de información sobre los datos de la persona desaparecida versus los datos de la persona no identificada. Todas las líneas de evidencia son necesarias para reducir el riesgo de error y son útiles para apoyar o refutar la conclusión en el proceso de identificación.

El uso de la genética forense puede contribuir a la identificación de personas en el marco de políticas de prevención y/o persecución penal; la determinación de lazos de parentesco en el marco de procesos civiles; la identificación de personas desaparecidas como consecuencia de conflictos armados, de desastres naturales; de violaciones a los derechos humanos o el derecho internacional humanitario y la identificación de personas en el marco de procesos de restitución de la identidad. Por otro lado, los análisis de isótopos – en cabello, uñas, fragmentos de hueso, dientes, entre otros – pueden dar cuenta de la información geográfica del lugar de origen y del lugar en donde estuvo la persona desaparecida durante los últimos años.

Scroll Up