Ayúdanos a Compartir

Resumen 

El artículo expone planteamientos y resultados de una investigación que propone el intercambio de huellas dactilares entre instituciones públicas y el Instituto Nacional Electoral (INE), como un medio para contribuir a resolver rápidamente una parte de la crisis forense de manera efectiva. Asimismo, se invita a los profesionales de la medicina forense y servicios periciales a preguntarse: ¿Cómo pueden sumarse a esta solución y contribuir ágilmente? ¿Qué otras soluciones proponen siendo los especialistas más cercanos a la problemática?

Palabras clave: mejora organizacional, Personas Fallecidas no Identificadas, crisis forense, huellas dactilares.

Abstract

This article is rooted in a legal and organizational investigation. It presents some perspective in which the interchange of digitized fingerprints between state-based institutions and the National Electoral Institute could contribute rapidly as a corner stone in deescalating the Mexican forensic crisis. This article presumes an invitation for the coroner officers and forensic personnel to ask themselves: How should they contribute in an agile way to implement solutions? What other solutions should they propose as the most proximate specialists to the problematic at hand?

Keywords: organizational improvement, unidentified person, forensic crisis, fingerprints.

Estudio del caso: huellas dactilares

Uno de los elementos principales de la crisis forense en México1 es el rezago en la identificación de las Personas Fallecidas no Identificadas (PFnI), actualmente en el país existen cerca de 39 mil cuerpos almacenados en los Servicios Médicos Forenses (Semefos) de los estados2. Sin embargo, la solución dependerá, en gran medida, del estado en el que se reciben (Figura 1) y se han documentado las PFnI.

Figura 1. Del total de personas fallecidas que ingresan a servicios periciales, hay un grupo que son fácilmente identificadas; algunas son entregadas y otras permanecen no reclamadas. Hay otro grupo que, dependiendo del estado en que estén, pueden ser identificadas por análisis odontológico, dactiloscópico o genético. Este estudio se concentra en aquellas personas sin identificar de nuevo ingreso o rezagadas, cuya identificación sea posible a través de huellas dactilares (análisis dactiloscópico).

El Programa Fortalecimiento del Estado de Derecho en México (FED) de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) tiene como objetivo brindar capacitación técnica para fortalecer servicios periciales y estructuras organizacionales de las comisiones de búsqueda y así, identificar más PFnI. En este sentido, bajo la dirección del Dr. Diego García Ricci, se realizó una investigación cuyo objetivo fue identificar los factores relevantes (normativos y organizaciones) en identificación forense a través de huellas dactilares. Lo anterior se realizó a través de investigación de gabinete, así como entrevistas con Fiscalías Generales de los Estados, sus departamentos de Servicios Periciales, Colectivos, y el Instituto Nacional Electoral (INE)3 y otras personas relevantes. Las principales preguntas de la investigación fueron: ¿el marco jurídico actual obstaculiza el intercambio de información entre instituciones públicas?, en caso de negativa, ¿existen otros obstáculos? Con base en los hallazgos y aprendizajes, se elaboró una propuesta técnica para atender la crisis forense en México que se presenta a continuación.

Las huellas dactilares son uno de los identificadores primarios, según la Interpol. Estas permiten definir la identidad de las personas con alta efectividad, dada su unicidad. Así, no hay dos personas con las mismas huellas (ni siquiera los gemelos homocigóticos) y estas no cambian a través del tiempo4. En este sentido, el estudio de las huellas dactilares podría permitir la identificación de miles de cadáveres que permanecen con una identidad desconocida al compararse con las huellas ante mortem que existen en otras bases institucionales. Si los cadáveres o restos humanos presentan un bajo grado de descomposición, desecación o maceración, aún es posible registrar las crestas de fricción para su comparación5. Por lo tanto, si las huellas dactilares post mortem se registran, clasifican y categorizan sistemáticamente en bases de datos, las impresiones pueden ser comparadas con fines de identificación generalmente a un costo más bajo en comparación con análisis odontológicos o de ADN. Además, considerando que este tipo de identificaciones suelen tardar menos tiempo, si se imprimen las huellas de las PFnI que recién llegan a los Semefos (Figura 1. Ver código de color naranja) y se comparan, a la brevedad, con las huellas ante mortem disponibles, el proceso se podría agilizar y aumentar el número de identificaciones considerablemente. Esto evitaría también la saturación de espacios en refrigeradores y cámaras refrigerantes, previniendo el hacinamiento de cadáveres resguardados.

Considerando la relevancia de las huellas dactilares para la identificación humana, se realizó una revisión exhaustiva de la normativa aplicable a la desaparición de personas y protección de la privacidad y datos personales en México. Además, se realizaron entrevistas semiestructuradas con actores clave en fiscalías locales, servicios periciales, Comisiones de Búsqueda e INE, instituciones educativas, colectivos y diversos organismos internacionales. Los hallazgos que la investigación arrojó (Figura 2) son las siguientes:

  1. la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas (Ley General) faculta a las autoridades correspondientes a acceder a todos los registros que podrían ayudar en la búsqueda e identificación de personas. Esto incluye el intercambio de datos biométricos con el INE6;
  2. los mecanismos normativos que permiten el cruce de información están vigentes7 y el INE cuenta con la capacidad operativa para recibir solicitudes masivas de identificación a través de huellas dactilares;
  3. el mayor obstáculo es organizacional y se encuentra en las Fiscalías Generales y sus Servicios Periciales. Por un lado, fiscales y ministerios públicos frecuentemente desconocen u omiten sus facultades en el intercambio de datos biométricos con fines de identificación. Esto es un grave problema porque sólo ellos pueden iniciar las solicitudes de identificación. Por otro lado, las bases de huellas dactilares en México están fragmentadas y no son interoperables porque no hay homogeneidad para sistematizar y organizar la información en los estados y federación. Por lo cual, incluso si se solicitan identificaciones, el proceso no es tan eficaz como podría serlo.

Figura 2. Análisis tipo FODA de los hallazgos

Si bien, el proceso se puede fortalecer con la modificación o creación de normativa secundaria, o sistemas informáticos, esto no es impedimento para implementar soluciones a corto plazo. En este sentido, visualizamos una ruta crítica cuyo éxito depende de la coordinación al interior de cada Fiscalía General Estatal.

Ruta Crítica ¿Qué acciones y resultados se esperan?

Las principales preguntas que cada entidad debería hacer al interior de las fiscalías son:

  • ¿La fiscalía conoce el Convenio marco, firmado en 2016, entre INE, PGR (ahora FGR), CONATRIB, SEMEFOS, PGJ y FGJ estatales?8 ¿Cuál es el proceso de solicitud de intercambio de información con el INE? ¿En qué formato debe ser enviada la información?
  • ¿Qué se necesita mejorar en los procesos internos de la fiscalía para solicitar el intercambio de información para las PFnI de nuevo ingreso y aquellas de las cuales hay información en los expedientes?
  • Una vez que se realice el primer envío ¿Cómo se pueden modificar los protocolos internos para solicitar las confrontas de manera sistemática? En algunos casos solo se necesita que el Ministerio Público solicite a los Servicios Periciales el envío de huellas dactilares al INE, ya sea de manera directa o por intermediación de alguna Fiscalía.
  • Dado que el equipo del Ministerio Público/Servicios Periciales/Fiscalía domina la sistematización del proceso ¿Cómo se puede reflejar en una normativa secundaria que lo institucionalice? y, ¿Qué sistemas informáticos pueden ser útiles para gestionar grandes cantidades de información y de procesos para facilitar el trabajo interinstitucional?

Cada pregunta debe tener una acción consecuente e inmediata y deben resolverse una por una. Si se espera implementar estas acciones de manera simultánea o bien hasta que exista un sistema informático o normativa específica, no se tendrán resultados efectivos en materia de identificación.

Por otra parte, si esto se observa desde una perspectiva federalista (Figura 3) también hay una ruta crítica que pone énfasis en el diagnóstico organizacional local y una implementación ágil de tareas.

Figura 3. División organizacional de la implementación. Se proponen acciones paralelas de implementación para maximizar la identificación en el corto plazo, pero con una visión sustentable de mediano plazo.

Aprendizajes

  • La identificación humana a través del intercambio de huellas dactilares requiere cambios de bajo costo9 y menor complejidad, con un gran impacto de corto plazo. Empezar con lo que existe es posible y, en paralelo, se puede avanzar hacia una base de datos de lógica nacional y sistemática. De esta forma también se puede hacer frente a los costos, a manera de economías de escala.
  • El proceso de mejora organizacional debe ser liderado por la Fiscalía Especializada en Desaparición de Personas, Ministerio Público y Servicios Periciales.
  • Para el tema de intercambio biométrico, pero también para las otras disciplinas de la ciencia forense: médicos forenses, antropólogos, peritos, laboratoristas y dactiloscopistas, los actores más cercanos a la crisis forense, podrían ayudar si visibilizan las problemáticas a las que se enfrentan diariamente para que implementen las soluciones correspondientes. Esto se puede lograr si dicha reflexión se realiza por la mayoría y de manera colegiada: sobre su actuar y el de su institución; ser autocríticos de manera académica y articular propuestas estructuradas colectivamente, pero por iniciativa propia. Pocas personas conocen la situación con tanto detalle como ellos, por lo que esto se debe aprovechar.

Visibilizar soluciones, proponer y ser autónomos

Con el avance que se ha tenido en un marco normativo principal suficiente, en efecto podemos pensar en complementar con leyes, normas o protocolos secundarios; no obstante, el marco jurídico actual es suficiente para ir implementando soluciones orientadas a mejoras organizacionales, como ejemplo: el intercambio de huellas dactilares entre instituciones. Es ahí donde necesitamos que las y los profesionales más cercanos a la problemática apoyen de manera extraordinaria con su liderazgo, pues también conocemos que existe una sobresaturación de actividades y tareas que realizan con herramientas y condiciones por debajo del óptimo.

Se vuelve relevante destacar, con fines ilustrativos, que las personas profesionistas como abogados, médicos, informáticos, contadores e incluso periodistas, tienen grupos colegiados con un alto grado de incidencia en las políticas públicas. En este sentido, se recomienda que el personal de los Servicios Periciales y Médicos Forenses se organice para discutir problemas desde una perspectiva técnica, crear consenso, así como soluciones y mejores prácticas. Por ejemplo, se puede aprovechar la plataforma de la Reunión del Grupo Nacional de Servicios Periciales y Ciencias Forenses para institucionalizar el intercambio contante y fluido (técnico) de buenas prácticas entre las entidades federativas, pero no solo de manera anual, sino que exista un canal de comunicación cotidiano y colegiado. Es ahí donde de manera cercana las pocas entidades federativas que ya intercambian huellas dactilares faciliten el camino a aquellas que todavía no lo hacen de forma sistemática.

Dicha autonomía técnica de pensamiento, proactividad y capacidad colegiada contribuirá a elevar el nivel de credibilidad, así como, las herramientas para diseñar un presupuesto que sea suficiente y que les provea de autonomía operativa para entregar resultados10. Esto también ayudará a que las autoridades reconozcan públicamente sus aportaciones y resultados, con lo cual su profesión podrá revalorarse y así acceder a mejores condiciones laborales11.

Se hace un llamado principalmente para enviar las solicitudes de intercambio de información con el INE, pero también a reflexionar y revolucionar la profesión que ha tenido una sobresaturación de trabajo y a la vez un estancamiento de la técnica o esfuerzos atomizados; estos factores se generan naturalmente en las áreas con un alto grado de especialización técnico, por lo que es importante salir proactivamente de la zona de confort. Dicho despertar puede ganarles su autonomía presupuestaria, así como a nivel organizacional, administrativa y laboral; pero principalmente, vale la pena por el país donde vivimos y por las familias de las personas desaparecidas que no van a descansar nunca, hasta encontrarles.

Glosario

Datos biométricos: Son las propiedades físicas, fisiológicas, de comportamiento o rasgos de la personalidad. Estas son atribuibles a una sola persona y son medibles. En este artículo, se refiere únicamente a huellas dactilares.

Huellas dactilares: Impresión de las crestas papilares de las yemas de los dedos en una superficie.

Interpol: Organización Internacional de la Policía Criminal.

Personas Fallecidas no Identificadas (PFnI): Aquellos cadáveres o restos, cuya identidad es desconocida y están en custodia del Estado.

Referencias

  1. Quinto Elemento, “Un país rebasado por sus muertos”, https://www.quintoelab.org/crisis-forense/un-pais-rebasado-por-sus-muertos/, recuperado el 23 de febrero de 2021.
  2. cit.
  3. Dado que la investigación se centra en el intercambio de huellas dactilares con el padrón electoral del INE, no se analizaron otros mecanismos de intercambio de datos biométricos que algunas fiscalías podrían utilizar. En futuras investigaciones, se recomienda explorar estos intercambios para hacer un estudio más completo.
  4. Interpol, “Huellas dactilares”, https://www.interpol.int/es/Como-trabajamos/Policia-cientifica/Huellas-dactilares, recuperado el 05 de mayo de 2021.
  5. Instituto Nacional de Justicia, El libro de referencia de las huellas dactilares, Washington, Departamento de Justicia de los Estados Unidos, 2002, p. 87.
  6. Revista Nexos, “Crisis forense en un país de desaparecidos: ¿a dónde mirar?” https://seguridad.nexos.com.mx/?p=2438, recuperado el 23 de febrero de 2021.
  7. Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, Ley General de Datos Personales y Ley Federal de Datos Personales.
  8. Convenio Marco para la Búsqueda e Identificación de Personas Desaparecidas o Desconocidas firmado entre INE, Procuraduría General de la República (ahora Fiscalía), Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos, Servicios Médicos Forenses y Procuradurías Generales de Justicia (ahora Fiscalías).
  9. La identificación por huellas dactilares suele ser de bajo costo en comparación con análisis genéticos u odontológicos. Sin embargo, hay gastos en los que se debe incurrir. Por ejemplo, la toma y digitalización de huellas dactilares, la sistematización de las bases de datos y su interoperabilidad, entre otros.
  10. Teoría de la negociación y proyección salarial en Intenational Labour Organization (ILO), “Predicting Wages. A new model to estimate and project wage developments around the globe”, 2016; Binmore, K. et al, “The Nash bargaining solution in economic modelling”, in The RAND Journal of Economics, 1986, pp. 176–188; McDonald, I.M. y Solow, R.M. “Wage bargaining and employment”, in American Economic Review, 71(1981), pp. 896–908.
  11. ILO “¿Puede la negociación colectiva forjar una economía más justa?” con datos de “Employment relations and economic performance”, Comparative Employment Relations in the Global Economy, 2ª Edición, Routledge, https://ilo.org/infostories/es-ES/Stories/Labour-Relations/collective-bargaining#right-to-be-heard

Crédito de imagen: iStock.com/Goads Agency

Act. Edén Castaneira Ríos. Estudió Actuaría en el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Asesor técnico en el Programa de “Fortalecimiento del Estado de derecho en México” de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ México). Es consultor independiente del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Fue Director General Adjunto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Especialista en finanzas públicas, mejora y manejo organizacional, así como en ciencia de datos. Correo electrónico: eden.castaneira@giz.de

Lic. Claudia Cote. Estudió Política y Administración Pública en El Colegio de México. Asesora técnica en el Programa “Fortalecimiento del Estado de derecho en México” de la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ México). Correo electrónico: claudia.cote@giz.de