Ayúdanos a Compartir

Resumen

México enfrenta una crisis forense, se han encontrado poco más de 4,000 fosas clandestinas y hay más de 52,000 cuerpos sin identificar debido a la falta de recursos técnicos, humanos y financieros.  Esta crisis generalizada se deriva, en gran medida, de malas prácticas por falta de capacitación, de insumos materiales o actos de corrupción de operadores jurídicos y forenses y se ha agudizado por violaciones al principio de debida diligencia. El presente trabajo aborda este principio cuyo concepto es amplio y no ha sido definido de manera puntual en la aplicación de los peritos forenses en materia de identificación humana. Con base en lo planteado por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la debida diligencia debe incluir oficiosidad, oportunidad, competencia, independencia e imparcialidad, exhaustividad y participación. Algunos de estos son consistentes con lo señalado en el art. 4 de la Ley de la Fiscalía General de la República pero no todos son aplicables al personal pericial forense y son, de hecho, insuficientes para guiar el actuar pericial en materia de identificación humana. Por ello, es necesario definir —eventualmente— estándares mínimos que guíen el cumplimiento de los subprincipios que regulan la labor con debida diligencia del personal pericial que participa en la identificación de personas.

Palabras clave: Estándares mínimos, Debida diligencia, Genética forense, identificación humana

Abstract

Mexico is facing a forensic crisis: over 4,000 clandestine graves have been found and there are more than 52,000 unidentified bodies due to a lack of technical, human and financial resources. This widespread crisis stems largely from the bad practices -due to lack of training-  of legal and forensic operators and has been exacerbated by violations to the principle of due diligence. This work is centered on this principle, which is part of a broad term that has not been explicitly defined: due diligence, so it is necessary for forensic identification specialists to outline its application. Based on the principles proposed by Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), due diligence must include efficiency, timeliness, competence, independence and impartiality, thoroughness and involvement. Some of these sub principles are consistent with Article 4 of the Law of the Office of the Attorney General, but not all of them apply to forensic personnel and are, in fact, inadequate for guiding expert action in matters of human identification carried out by forensic geneticists. For this reason, it is necessary to —eventually— define the minimum standards to guide compliance with these sub principles by regulating the due diligence work of such experts.

Keywords : minimum standards, due diligence, forensic genetics, human identification

Introducción. 

Aunado a la creciente cifra de personas desaparecidas y no localizadas, México sufre una crisis forense de identificación. Entre 2006 y 2020 las autoridades registraron más de 52,000 cuerpos no identificados en el Servicio Médico Forense (SEMEFO). En su mayoría, estos cuerpos se encuentran en fosas comunes o en las instalaciones del SEMEFO, mientras que de otros se desconoce el paradero o fueron donados a universidades (1,2).

En 2019, la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas acordó establecer el Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense considerando que: “el país enfrenta una crisis en la operación de los servicios forenses, por el gran número de cuerpos que no han podido identificarse, lo cual dificulta la tarea de las instituciones encargadas de prestar estos servicios al no contar con los recursos técnicos, humanos y financieros necesarios” (3).

El 7 de octubre de 2020, la Comisión Nacional de Búsqueda informó que entre 2018 y 2020 se encontraron unas 1,257 fosas de las que se exhumaron 1,957 cuerpos a nivel nacional. Además, reportó que de 2006 a 2020 se encontraron 4,092 fosas clandestinas en el país (4,5).

Para identificar a una persona se requiere la intervención de diferentes disciplinas como medicina forense, odontología forense, antropología forense y dactiloscopia, entre otras. Cuando éstas no logran la identificación o persiste la duda sobre la identidad de la víctima, se puede solicitar la intervención de genética forense para confrontar el perfil genético que se obtiene de muestras de referencia, aportadas por los familiares consanguíneos, y la muestra dubitada -proveniente del cadáver- para definir si existe relación biológica entre ellos.

En México un gran número de cuerpos son hallados en fosas clandestinas -usualmente en avanzado estado de descomposición y esqueletización-, por lo cual la genética forense juega un papel importante en la identificación (6).

La debida diligencia

De esta crisis generalizada en materia jurídica y forense en nuestro país derivada, en gran medida, de las dispraxis ejercidas por operadores jurídicos y forenses, surge el “principio de debida diligencia”, pero ¿cómo se define y se puede aplicar en el ámbito forense para la identificación humana? En los siguientes apartados se propone una respuesta a las preguntas anteriores (7).

Uno de los objetivos del proceso penal es el esclarecimiento de los hechos. Para lograrlo, intervienen diversos operadores tanto jurídicos como forenses. Cada uno de ellos debe realizar determinadas actividades para cumplir con las obligaciones establecidas en los instrumentos jurídicos. Por ejemplo, los ministerios públicos tienen la responsabilidad de investigar los delitos, para ello, se apoyan de personal pericial forense, cuya obligación es identificar y recabar datos de prueba en lugares de intervención y elaborar los dictámenes periciales correspondientes que les sean solicitados.

Dada la responsabilidad de dichos operadores, cumplen una función epistémica, es decir, mediante su trabajo contribuyen al esclarecimiento de los hechos y a la determinación de la verdad en el proceso penal. Para lograr lo anterior, se requiere que sean sujetos comprometidos. Esto es que realicen su trabajo cumpliendo con sus obligaciones jurídicas y siguiendo los protocolos que regulan su quehacer profesional. Aquí cobra relevancia el “principio de debida diligencia”, que de acuerdo con la Ley de la Fiscalía General de la República (2021, art. 4) es un principio que deben seguir los servidores públicos (8).

Según lo establecido en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas (2017, art. 5), para cumplir con dicho principio el personal pericial forense debe:

“Utilizar los medios necesarios para realizar con prontitud aquellas actuaciones esenciales y oportunas dentro de un plazo razonable para lograr el objeto de esta Ley, en especial la búsqueda de la Persona Desaparecida o No Localizada; así como la ayuda, atención, asistencia, derecho a la verdad, justicia y reparación integral a fin de que la víctima sea tratada y considerada como titular de derechos. En toda investigación y proceso penal que se inicie por los delitos previstos en esta Ley, las autoridades deben garantizar su desarrollo de manera autónoma, independiente, inmediata, imparcial, eficaz, y realizados con oportunidad, exhaustividad, respeto de derechos humanos y máximo nivel de profesionalismo” (9).

La propuesta anterior es muy amplia y utiliza términos vagos, por ejemplo: ‘prontitud’, ‘esenciales’, ‘oportunas’, ‘integral’, ‘autónomo’, ‘exhaustividad’, entre otras. Por lo tanto, requiere trabajo analítico para su esclarecimiento y aplicación por parte del personal pericial forense en materia de identificación humana.

Por otra parte, se han localizado las siguientes recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en materia de debida diligencia (10,11).:

  1. Recomendación 19/2020:

“la debida diligencia comprende las acciones de cuidado, prevención, mitigación y control de riesgos en todas y cada una de las etapas de producción de bienes y/o servicios para evitar violaciones a derechos humanos […] el concepto general de debida diligencia es típicamente asociado a la posible responsabilidad de un Estado frente a obligaciones de conducta o comportamiento, en contraste con las obligaciones de resultado que requieren el logro de un objetivo específico […] adoptar “todas las medidas apropiadas” tendentes a lograr progresivamente la plena efectividad de los derechos correspondientes”.

  • Recomendación 34/2018:

“comprende las acciones de cuidado, prevención, mitigación y control (de riesgos) en todas y cada una de las etapas de producción de bienes y/o servicios (fabricación, construcción, distribución, comercialización) para evitar violaciones a derechos humanos”.

Con base en lo anterior, se propone que, para su aplicación en el ámbito de la identificación humana, el principio de debida diligencia se puede definir como un conjunto de acciones, asociadas a estándares que permiten garantizar el cumplimiento de las obligaciones jurídicas de los operadores forenses y servidores públicos, específicamente para lograr la identificación de personas. Para ello, su conducta debe ser oportuna, competente, imparcial, exhaustiva y respetando los derechos humanos.”.

Los últimos adjetivos que componen la definición propuesta pueden dar origen a subprincipios de la debida diligencia, como se muestra a continuación.

Subprincipios que la rigen y su aplicabilidad para los forenses

Una de las organizaciones que se ha ocupado de proporcionar una definición para “debida diligencia” es el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL). A través de su trabajo “Debida Diligencia en la Investigación de Graves Violaciones a Derechos Humanos” (2010) analiza diversos instrumentos internacionales y señala los principios que la rigen. A diferencia del Centro, las autoras los consideran los son subprincipios considerando que la debida diligencia constituye un principio en sí mismo, como se refirió en el apartado previo.

Los subprincipios que señala en su trabajo CEJIL son (12):Oficiosidad: la investigación debe desarrollarse de oficio por parte de las autoridades competentes.

  1. Oportunidad: la investigación debe iniciarse de manera inmediata, ser llevada a cabo en un plazo razonable y ser propositiva.
  2. Competencia: la investigación debe ser realizada por profesionales competentes y empleando los procedimientos apropiados.
  3. Independencia e imparcialidad: la obligación de debida diligencia exige que se excluya de la investigación a los órganos que pueden haber estado involucrados en la misma, en la primera oportunidad en la que surjan indicios de su participación.
  4. Exhaustividad: la investigación debe agotar todos los medios para esclarecer la verdad de los hechos y proveer castigo a los responsables.
  5. Participación: la investigación debe desarrollarse garantizando el respeto y participación de las víctimas y sus familiares.

Aunque algunos de estos subprincipios son consistentes con lo señalado en el art. 4 la Ley de la Fiscalía General de la República, no todos son aplicables al personal pericial forense. El de oficiosidad, por ejemplo, corresponde a una obligación directa del Ministerio Público para iniciar las investigaciones Otros de los subprincipios requieren ser reinterpretados y adaptados al ámbito forense como se propone en la tabla (n. 1).

La metodología seguida para revisar la aplicación de estos subprincipios en el ámbito forense consistió en la adaptación conceptual mediante el uso de herramientas analíticas y hermenéutica jurídica. Para mostrar la aplicabilidad de los subprincipios, se ejemplifican algunos casos forenses reales, como se muestra en la siguiente tabla.

Tabla 1. Subprincipios de la debida diligencia en materia forense

Cabe mencionar que, como señalamos previamente, los subprincipios señalados en la normativa y los desarrollados por el CEJIL son insuficientes, sobre todo para abordar el actuar pericial en materia de identificación humana. Por ello, además de la adaptación que se propone, es necesario identificar estándares mínimos que abarquen la labor de las personas expertas en el ámbito forense para la identificación de personas con el objetivo de que sean incorporados a los ordenamientos.

El caso de la genética forense

A nivel internacional, existen diversos protocolos que orientan la recuperación de restos humanos como el Protocolo de Minnesota sobre la Investigación de Muertes Potencialmente Ilícitas, los Protocolos para la identificación de víctimas de desastres masivos de la Interpol, los emitidos por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y los creados por grupos multidisciplinarios de otros países. Todos incluyen estándares técnico-científicos para realizar el procesamiento de los restos humanos desde la recolección y la identificación multidisciplinaria hasta su entrega a familiares (17,18,19).

A estos protocolos se suman aquellos emitidos por la comunidad científica especializada en genética, a través de autoridades como la Sociedad Internacional de Genética Forense (ISFG por sus siglas en inglés) o el Scientific Working Group on DNA Analysis Methods (SWGDAM) en Estados Unidos (20,21,22,23,24,25,26). Estos grupos emiten actualizaciones de manera regular y establecen estándares para orientar la identificación genética en el ámbito forense. Estos estándares, entre otras cosas, son necesarios para identificar de manera exitosa los restos humanos encontrados, sobre todo cuando no están en las condiciones idóneas, ya sea fragmentados o incompletos. Lo anterior puede incidir en el reconocimiento por parte de los familiares al no haber características que permitan identificar a las personas, ya sea por el estado de descomposición de los cuerpos o porque hay alteración debido a condiciones externas. El adecuado procesamiento de los restos que se recuperan en entierros y fosas clandestinas es importante porque si no se resguardan los tejidos o material biológico de manera correcta, la información genética que contienen puede degradarse o contaminarse. Esto complicaría la obtención de un perfil genético y, por ende, su identificación (27,28).

Al comparar los protocolos internacionales con los nacionales, se identificó que a diferencia de los protocolos nacionales, los primeros son 1) públicos, 2) resultado de trabajo colegiado y multidisciplinario, 3) se enfocan en la identificación de víctimas de desaparición con enfoque humanitario y 4) establecen estándares mínimos para realizar el análisis genético de muestras en condiciones no idóneas manteniendo la calidad de los resultados. Sin embargo, dichos protocolos no son vinculantes ni de adopción obligatoria para el actuar pericial. Por ello, en los protocolos nacionales es necesario implementar los estándares mínimos en materia de identificación establecidos por la comunidad científica internacional para mejorar los servicios periciales encargados de la identificación genética de las personas desaparecidas en México. Además de lo anterior, será necesario desarrollar otros subprincipios que aborden todas las etapas de la identificación humana y, dada su relevancia, sobre todo en genética forense.

Conclusiones

La crisis forense en nuestro país, particularmente, en torno a la identificación de personas se ha agudizado como resultado de la falta de claridad de algunos términos jurídicos, de manera particular, del principio de debida diligencia, el cual están obligados a cumplir operadores jurídicos y forenses. Después de una revisión de la normatividad aplicable, se propuso una definición útil ligada a la identificación de personas y los servidores públicos involucrados en ella en el contexto mexicano.

A efecto de complementar la propuesta de definición, se consideró aquella formulada por CEJIL sobre los subprincipios que debe incluir el principio de debida diligencia. Debe considerarse que esa propuesta es vaga y está dirigida únicamente a operadores jurídicos, sin contemplar a los operadores forenses ni indicar expresamente cómo llevar los principios a la práctica.

Por ello, también se propuso una nueva interpretación de los subprincipios. A efecto de mostrar la viabilidad de esta, se ejemplificaron en algunos casos forenses para evidenciar el efecto que produce el cumplimiento – o no- de la aplicación de los subprincipios de oportunidad, competencia, independencia y exhaustividad.

Es necesario establecer estándares mínimos de debida diligencia para prevenir las malas prácticas por parte del personal forense que trabaja en la identificación de personas y sobre todo para guiar su actuar. También se deben establecer las distintas problemáticas que presenta el personal pericial forense encargado de la búsqueda e identificación de personas en la falta de recursos materiales, capacitación y problemas de seguridad al realizar su trabajo. Además, se deben determinar las mejores prácticas -basadas en estándares técnico-científicos- y analizar las sugeridas en protocolos nacionales e internacionales que orientan la recuperación de restos humanos.

Consideramos que con los subprincipios planteados en el presente documento así como con los que se generen específicamente para la identificación humana, el personal pericial contará con directrices para eficientar su trabajo. Ello permitirá exigir a los operadores jurídicos el cumplimiento de sus obligaciones de manera oportuna, imparcial, eficaz, exhaustiva, profesional y con respeto a los derechos humanos en aras de avanzar en la resolución de la crisis forense que se vive en México.

Glosario

ADN: Es la molécula que contiene las instrucciones genéticas en la mayoría de los organismos, entre ellos los humanos.

Contaminación: Se refiere a la transferencia de ADN se puede producir entre personas, personas y objetos, personas y superficies, objetos y superficies o entre objetos. Cuando ocurre de manera evitable o accidental durante el tratamiento de los indicios se le denomina contaminación.

Datos ante mortem: Conjunto de datos físicos, morfológicos, morfométricos y biológicos recolectados de alguna persona en vida. Por ejemplo, radiografías, registros dentales, fotografías, registros de tatuajes, registros de huellas dactilares en documentos y expediente médico.

Dato de prueba: es la referencia al contenido de un determinado medio de convicción aún no desahogado ante el Órgano jurisdiccional, que se advierta idóneo y pertinente para establecer razonablemente la existencia de un hecho delictivo y la probable participación del imputado.

Datos post mortem: Conjunto de datos físicos, morfológicos, morfométricos y biológicos recolectados de un cadáver con fines de identificación. Por ejemplo, huellas dactilares del cadáver, perfil genético, identoestomatograma, sexo, estatura, y edad aproximada del cadáver.

Degradación: Se refiere al deterioro físico o químico de la estructura del ADN producido por su exposición a diversos factores externos.

Dispraxis: Se refiere a una mala práctica por falta de competencia de diferente tipo. Puede estar asociada con deficiencias que van desde la falta de habilidad y experiencia hasta la torpeza, la negligencia y la imprudencia. A esto se agregan prácticas anómalas que van desde el conflicto de intereses hasta la corrupción.

Fosas clandestinas:  cualquier sitio en el que se colocaron en un espacio en el subsuelo, o en el que se inhumaron, total o parcialmente, uno o más cuerpos o restos humanos, y que no fue específicamente determinado por las autoridades para dicho fin.

Perfil genético: Se refiere al conjunto de marcadores que se analizan del material genético de una persona.

Recolección: Se refiere a las acciones que realizan el personal pericial forense o en algunos casos los colectivos para recuperar los restos de las fosas clandestinas. Está relacionada con el levantamiento y el embalaje.

Referencias 

  1. Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México. La crisis forense en México. [Internet]. México; 2021. [citado 2 de agosto de 2021] Disponible en: https://movndmx.org/wp-content/uploads/2021/08/Informe-La-Crisis-Forense-en-Me%CC%81xico.pdf
  2. Tzuc E. Base de datos interactiva de cuerpos no identificados en México (2006-2019) [Internet]. Crisis Forense. 2021 [citado 3 de agosto de 2021]. Disponible en: https://quintoelab.org/crisisforense/datos/.
  3. Acuerdo SNBP/001/2019 por el que se aprueba la creación del Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense. [Internet]. México: Diario Oficial de la Federación (DOF); 2020 [citado 8 de agosto de 2021]. Disponible en: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5589797&fecha=19/03/2020
  4. Pública S. Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, RNPED [Internet]. gob.mx. 2021 [citado 2 de agosto de 2021]. Disponible en: https://www.gob.mx/sesnsp/acciones-y-programas/registro-nacional-de-datos-de-personas-extraviadas-o-desaparecidas-rnped
  5. Comisión Nacional de Búsqueda de Personas. Búsqueda e identificación de  personas desaparecidas [Internet]. México: SEGOB; [publicado 7 de octubre de  2020]. Disponible en:  https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/586166/B_squeda_e_Identificaci_n_7_de_Octubre_2020.pdf
  6. Lorusso, F. Una discusión sobre el concepto de fosa clandestina y el contexto mexicano. El caso de Guanajuato. Historia y grafía. [Epub]. febrero de 2021;(56):129-170. DOI: 10.48102/hyg.vi56.354
  7. Lara Sáenz L. La dispraxis en México. Integración de conceptos. Fenómenos adversos. En: Dispraxis [Internet]. 2da. Ciudad de México. México: Universidad Nacional Autónoma de México; 2012. p. 13–20. Disponible en: https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/7/3138/5.pdf
  8. Ley de la Fiscalía General de la República [Internet]. Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; 2021 [citado 8 de agosto de 2021]. Disponible en: https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5618885&fecha=20/05/2021
  9. Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas [Internet]: Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; 2017 [citado 8 de agosto de 2021]. Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGMDFP_200521.pdf
  10. Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Recomendación No. 19/2020 [Internet]. México: CNDH; 2020. Disponible en:  https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/documentos/2020-07/RECO_2020_019.pdf
  11. Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Recomendación No. 34/2018 [Internet]. México: CNDH; 2018. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/documento/recomendacion-342018
  12. Centro por la Justicia y el Derecho Internacional. Debida Diligencia en la Investigación de Graves Violaciones a Derechos Humanos [Internet]. Buenos Aires, Argentina: CEJIL; 2010. 129 p. Disponible en: https://cejil.org/wp-content/uploads/pdfs/debida_diligencia_en_la_investigacion_de_graves_viol_a_dh.pdf
  13. Centro para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios. Diego Alonso y David Basilio, descansen en paz. Comunicados de Prensa [Internet]. México; [publicado 7 de diciembre de 2021; citado 25 de enero de 2022]. Disponible en: https://frayjuandelarios.mx/2021/12/07/diego-alonso-y-david-basilio-descansen-en-paz/.
  14. Quinto Elemento Lab. Las fosas de Durango: Cuando las máquinas desmembraron a los muertos. Crisis Forense [Internet]. México; [publicado 11 de noviembre de 2020; citado 25 de enero de 2022]. Disponible en: https://adondevanlosdesaparecidos.org/2020/11/11/las-fosas-de-durango-cuando-las-maquinas-desmembraron-a-los-muertos/.
  15. Equipo Argentino de Antropología Forense. Nuevas coincidencias genéticas de restos recuperados en la Barranca de la Carnicería y familiares de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. Comunicado de prensa [Internet]. junio de 2021. Disponible en: https://eaaf.org/nuevas-coincidencias-geneticas-de-restos-recuperados-en-la-barranca-de-la-carniceria-y-familiares-de-los-43-estudiantes-normalistas-desaparecidos-de-ayotzinapa/.
  16. Secretaría de Gobernación. Con el Centro de Identificación Humana, habrá un antes y un después en tareas de búsqueda e identificación de personas desaparecidas. Prensa [Internet]. México: Segob; [publicado 26 de agosto de 2020; citado 25 de enero de 2022]. Disponible en https://www.gob.mx/segob/prensa/con-centro-regional-de-identificacion-humana-habra-un-antes-y-un-despues-en-tareas-de-busqueda-e-identificacion-de-personas-desaparecidas?idiom=es
  17. Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). Protocolo de Minnesota sobre la investigación de muertes potencialmente ilícitas [Internet]. Nueva York y Ginebra: ACNUDH; 2017. Disponible en: https://www.ohchr.org/Documents/Publications/MinnesotaProtocol_SP.pdf
  18. Guía de INTERPOL para la identificación de Víctimas de Catástrofes (IVC) [Internet]. INTERPOL; [publicado 2018, citado 25 de enero de 2022]. Disponible en:  https://www.interpol.int/es/content/download/589/file/18Y1344%20S%20DVI_Guide.pdf
  19. Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Personas desaparecidas, análisis forense de ADN e identificación de restos humanos: Guía sobre prácticas idóneas en caso de conflicto armado y de otras situaciones de violencia armada [Internet]. Ginebra, Suiza: CICR; [publicado 2009; citado 25 de enero de 2022] Disponible en:  https://www.icrc.org/es/doc/assets/files/other/icrc_003_4010.pdf
  20. Grupo de Habla Española y Portuguesa de la International Society for Forensic Genetics. Guía para implementar un sistema de calidad en los laboratorios de Genética Forense. 2015.
  21. Grupo de Habla Española y Portuguesa de la International Society for Forensic Genetics. Recomendaciones para la recogida y envío de muestras con fines de identificación genética. 2000.
  22. Grupo de Habla Española y Portuguesa de la International Society for Forensic Genetics. Recomendaciones para la recogida y remisión de muestras con fines de identificación genética en grandes catástrofes. 2016.
  23. Scientific Working Group on DNA Analysis Methods. Guidelines for Missing Persons Casework. 2014.
  24. Scientific Working Group on DNA Analysis Methods. Guidelines for the Collection and Serological Examination of Biological Evidence. 2015.
  25. Scientific Working Group on DNA Analysis Methods. Interpretation Guidelines for Autosomal STR Typing by Forensic DNA Testing Laboratories. 2017.
  26. Scientific Working Group on DNA Analysis Methods. Recommendations for the Efficient DNA Processing Of Sexual Assault Evidence Kits. 2016.
  27. Crespillo Márquez M, et al. La importancia de garantizar la calidad y minimizar los riesgos de contaminación en el análisis genético forense. Rev Esp Med Legal [Internet]. 2016 [citado 8 de agosto de 2021];43(1):20-25. DOI: 10.1016/j.reml.2016.05.002
  28. El Khoury M. The Effects of Heat and Explosions on Forensic DNA Analyses [Tesis de doctorado]. Universidad de Leicester; 2019. [citado 21 de septiembre de 2021] Disponible en: https://leicester.figshare.com/articles/thesis/The_Effects_of_Heat_and_Explosions_on_Forensic_DNA_Analyses/11798913/1
  29. A dónde van los desaparecidos [Internet]. A dónde van los desaparecidos. 2021 [citado 2 de agosto de 2021]. Disponible en: https://adondevanlosdesaparecidos.org/.
  30. Acuerdo SNBP/002/2020 por el que se aprueba el Protocolo Homologado para la Búsqueda de Personas Desaparecidas y No Localizadas, el cual se anexa al presente Acuerdo y forma parte integrante del mismo [Internet]. México: DOF; 2020. [publicado 06 de octubre de 2020] https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5601905&fecha=06/10/2020
  31. Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Recomendación No. 48/2016. [Internet]. México: CNDH; 2016. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/2016/Rec_2016_048.pdf
  32. Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México, México: CNDH; 2016. Disponible en: http://informe.cndh.org.mx/uploads/menu/30100/InformeEspecial_Desapariciondepersonasyfosasclandestinas.pdf
  33. Data Cívica. Personas desaparecidas [Internet]. Personasdesaparecidas.mx. 2021 [citado 2 de agosto de 2021]. Disponible en: https://personasdesaparecidas.mx/db/db

 Créditos de la imagen: stock.adobe.com/artbesouro

Lic. Brenda Valencia Medina Licenciada en Ciencia Forense por la UNAM. Trabajó en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México en 2019; y, en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación en 2020. Actualmente es becaria en Elementa DDHH, donde realiza investigación aplicada en derechos humanos. Correo electrónico: valenciabren@gmail.com

Dra. Patricia López Olvera Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Sinaloa; Licenciada en Criminalística por el Instituto Tecnológico Superior de Sinaloa; y, Maestra y Doctora por la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente se desempeña como investigadora en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; docente de la asignatura: “Metodología Jurídica” en el Posgrado en Derecho de esta misma universidad; y es candidata a investigadora nacional por el Sistema Nacional de Investigadores.  Sus líneas de investigación son: epistemología jurídica aplicada; derecho procesal; enseñanza del derecho y metodología de la investigación jurídica. Sus temas de interés: valoración de la prueba; neurociencias y derecho; y, ciencias forenses. Cuenta con 12 artículos publicados y 10 capítulos en libros.

Dra. Alexa Villavicencio Queijeiro Es Licenciada en Investigación Biomédica Básica y Doctora en Ciencias Biomédicas por la UNAM.  Cuenta con un Diplomado en Divulgación de la Ciencia y un Diplomado en Enseñanza de la Ciencia Forense. Actualmente es Profesora Asociada de tiempo completo en el laboratorio de genética forense de la Licenciatura en Ciencia Forense de la UNAM. Su interés se centra en tres áreas: la investigación en docencia, la investigación básica y la investigación transdisciplinaria de relevancia social.  En el área de investigación básica su interés se ha centrado en la aplicación de técnicas genéticas y herramientas genómicas para la resolución de problemas forenses con una perspectiva transdisciplinaria y está desarrollando el proyecto “Desarrollo y optimización de un protocolo para obtener perfiles genéticos a partir de objetos de uso personal para la identificación de personas desconocidas sin familiares”. Ha publicado 12 artículos en revistas internacionales, siete capítulos en libros y un libro. Correo electrónico: alexa.villavicencio@cienciaforense.facmed.unam.mx