Ayúdanos a Compartir

Resumen

Ante la grave crisis en materia forense que se vive en México, es necesario poner a discusión temas que quedan en los linderos de esta gran problemática, como lo es la entrega digna de los cuerpos que han sido plenamente identificados. Es necesario considerar principios básicos y directrices tales como la identificación plena de estos cuerpos, la notificación digna, la presentación de los resultados de los análisis en materia de identificación de cada área y el acompañamiento técnico y psicosocial que guiarán esta labor en miras de generar buenas prácticas forenses, la búsqueda de la verdad y el acceso a la justicia de los familiares que buscan a sus desaparecidos.

Palabras clave: crisis forense, entrega digna de cuerpos, identificación plena.

Abstract

Faced with the serious crisis in forensic matters in Mexico, it is necessary to discuss issues that are on the fringes of this great problem, such as the dignified delivery of the bodies that have been fully identified. It is necessary to consider basic principles and guidelines such as the full identification of these bodies, worthy notification, the presentation of the results of the analysis regarding the identification of each area and the technical and psychosocial support that will guide this work in order to generate good forensic practices, the search for the truth and access to justice for relatives who are looking for their disappeared.

Keywords: forensic crisis, worthy delivery of bodies, full identification.

Crisis forense en México

Desde la llamada “guerra contra el narcotráfico”en 2006 (1) a la fecha se vive un desborde de violencia, que se ve reflejado en el hallazgo de cientos de lugares de inhumación ilegales en casi todo el territorio mexicano, el aumento de las muertes violentas, el incremento de feminicidios y la acumulación de más de 52,000 cuerpos de personas fallecidas sin identificar que permanecen resguardados en Servicios Médicos Forenses o incluso en fosas comunes (2). Actualmente la dimensión de este problema humanitario, que se ha nombrado como crisis forense (3), es desconocida y solo se puede advertir que va en aumento. Lo anterior permite abrir la discusión a una labor profesional urgente: la búsqueda, recuperación, análisis, identificación y entrega digna de los cuerpos que se encuentran en calidad de no identificados.

Es necesario mencionar que esta crisis en materia forense comprende tres grandes problemáticas: en primer lugar, la insuficiencia de recursos humanos y materiales competentes para solventar y solucionar esta grave crisis, que ciertamente no solo se trata de la búsqueda y recuperación de cuerpos, sino de la identificación de los mismos, su entrega digna y la búsqueda de verdad y justicia; en segundo lugar, la excesiva carga laboral, el trabajo interdisciplinario casi ausente en los análisis y la falta o desconocimiento de protocolos vigentes; por último, existe un manejo cuestionable de los cuerpos, aunado a la falta de registros fiables, tales como la trazabilidad de la investigación y ubicación de los cuerpos, derivados de la creciente violencia y la sobresaturación de cuerpos.

Nos encontramos ante un panorama complejo en el que, si bien se pueden distinguir problemáticas estrechamente ligadas a la crisis forense, aún no se ha considerado la magnitud e impacto que estas problemáticas tendrán en la identificación certera de los cuerpos no identificados y de la posterior entrega a los familiares que los buscan. Podemos observar inclusive que aseveraciones como “El reconocimiento del Gobierno Federal de la crisis en materia forense, la creación de un Mecanismo Extraordinario para la Identificación Forense, así como el compromiso de fortalecer las capacidades de los servicios periciales en todo el país, representan pasos fundamentales para enfrentar el horror de las desapariciones y transitar hacia la no repetición”(4), muestran que se tiende a priorizar más aspectos relacionados con los procesos de búsqueda, localización, recuperación y análisis, que en los resultados finales, mientras que una perspectiva integral de estos procesos nos obligaría a reflexionar que tanto en el ámbito de la identificación como en los actos de entrega digna a las familias y la sociedad civil, exigen resoluciones claras y fiables. Si bien, la intención no es restar importancia a la primera parte del proceso, sí es manifestar la urgencia de una labor integral que atienda a todas las demandas tanto institucionales como civiles para brindar una respuesta objetiva, realista y sensible.

Centrar la atención en la primera parte del proceso de búsqueda, localización, recuperación y análisis, hace patente la carencia de puentes de comunicación adecuados entre las instituciones y las familias, ocasionando un fenómeno sintomático orientado a la segmentación de los procesos, relacionado con el trabajo dividido en campos de acción específicos y no como una labor integral proyectada a corto, mediano y largo plazo, puesto que se prioriza el trabajo institucional relegando los resultados a los familiares más como una obligación institucional, que como un verdadero compromiso.

Entrega digna

La entrega digna de los cuerpos puede considerarse como el proceso final de los procedimientos de identificación forense; esta comprende la diligencia a partir de la cual las autoridades competentes autorizan la entrega de los cuerpos plenamente identificados a sus familiares, respetando en todo momento las tradiciones culturales y religiosas de los mismos. Sin embargo, este procedimiento no implica el final de una investigación orientada a la búsqueda de la verdad y la justicia, ya que sólo es una parte del gran compromiso que tiene el Estado con las víctimas.

Dentro de la estructura de una entrega digna debemos considerar principios básicos que deben seguir las instituciones tales como: respeto por la dignidad humana, integralidad, igualdad de trato y no discriminación, multidisciplinariedad, concertación y gratuidad (5), estos principios representan una herramienta necesaria para la transparencia de todo el proceso de identificación. Asimismo, se deben atender a algunas directrices fundamentales para el cumplimiento de una entrega digna, tales como: la identificación plena, la notificación digna, la presentación de los resultados de los análisis en materia de identificación de cada área y el acompañamiento técnico y psicosocial.

Identificación plena

La identificación plena debe ser realizada por equipos multidisciplinarios en materia forense (medicina, antropología, odontología, imagenología, genética, criminalística, entre otros), los cuales tienen la responsabilidad de entregar un informe o dictamen pericial sobre los resultados de los análisis científicos realizados.

Los equipos multidisciplinarios tienen la obligación de efectuar en todo momento un manejo digno de los cuerpos, agotando todos los análisis posibles para recabar la información necesaria que conformará el archivo básico de identificación y ayudará en el cotejo con los datos ante mortem proporcionados por los familiares. Consecuentemente, el manejo digno no solo se verá reflejado en la manipulación de los cuerpos sino en su identificación, individualización y restitución, es decir, la devolución de su identidad. De igual manera, se deberá evitar el empleo de metodologías invasivas que impliquen la mutilación innecesaria de alguna porción del cuerpo, manteniendo su integridad, en la medida de lo posible.

Es imprescindible tomar en cuenta que antes de presentar algún resultado a los familiares, los dictámenes periciales deben ser valorados y avalados por las instituciones pertinentes, con la intención de disipar cualquier duda razonable de la identificación plena de cada cuerpo.

Notificación digna

Es el acto a través del cual se comunica oficialmente a los familiares la plena identificación de su ser querido. Este acto está en estrecha relación con la investigación previa y la información disponible. Apelando al respeto por la dignidad humana y los derechos de las víctimas. En tal sentido, algunos especialistas recomiendan que la notificación se realice de forma presencial y que esté dirigida por especialistas que hayan formado parte del proceso de identificación (4).

Incluso, en el protocolo homologado para la búsqueda de personas desaparecidas y no localizadas refiere que el lenguaje usado durante la notificación debe ser claro, comprensible y respetuoso para las familias, y todas sus dudas deben ser atendidas. Si las y los familiares pertenecen a un pueblo indígena u originario, el equipo debe incluir un intérprete y traductor de su lengua (6).

Presentación de los resultados de los análisis en materia de identificación de cada área

El equipo multidisciplinario, o en su defecto el personal capacitado que conozca el caso, debe ser el encargado de presentar los resultados de los análisis de identificación. La información deberá ser clara hacia la familia, explicando desde el proceso de búsqueda, localización y recuperación, hasta la metodología empleada para la identificación, incluyendo la causa, manera y mecanismo de muerte. Todo ello con la finalidad de proveer a los familiares la información sobre los procedimientos llevados a cabo para la identificación de su ser querido mediante el cotejo y correspondencia de los datos ante mortem y los análisis post mortem, explicando paso a paso cada proceso para disipar cualquier incertidumbre o responder dudas.

El Procedimiento de Entrega Digna de Cadáveres de Víctimas de Desaparición Forzada y Homicidio en el Marco del Conflicto Armado Interno (7), menciona que la explicación técnico-científica debe abordar el proceso de manera clara y cronológica, que permita comprender a los familiares de las víctimas el tiempo que se utiliza para los procedimientos, así como, la multidisciplinariedad y la importancia de los protocolos estandarizados para el trabajo forense. Además, plantea que puede ser significativo destacar las características individualizantes que los familiares describieron sobre las víctimas, con la finalidad de que ellos puedan confrontar la información resultante de los análisis científicos con los reportados como datos ante mortem.

Acompañamiento técnico y psicosocial

Los familiares que buscan a sus desaparecidos tienen derecho a tener un acompañamiento técnico (peritos independientes) y psicosocial, antes, durante y después del proceso de entrega. El acompañamiento técnico tiene la finalidad de interpretar y explicar el proceso forense de una manera sencilla y comprensible a los familiares, mientras que el acompañamiento psicosocial estará orientado a prevenir, atender y afrontar las consecuencias del impacto de la desaparición forzada, las ejecuciones arbitrarias o extrajudiciales y otras graves violaciones de los derechos humanos (8).

Esta estructura implica un trabajo conjunto entre las instituciones, donde la transparencia en el proceso de identificación es fundamental y necesaria. En relación con lo expresado previamente, la entrega digna de cuerpos plenamente identificados debe incluir un enfoque en derechos humanos, donde todos los actores implicados en el proceso de búsqueda e investigación forense asuman el compromiso ético de no generar más daño a las víctimas, impulsando la realización de acciones que tengan un carácter reparador. Puesto que, “todas las acciones que se desarrollen deben tener como sentido y fin último el cumplimiento de las expectativas de las víctimas y sus familias, así como generar actuaciones orientadas hacia su inclusión y participación en los procesos de búsqueda, investigación forense y entrega de sus seres queridos sin causar perjuicios adicionales” (9).

De lo ideal a la implementación

Como se puede apreciar, la estructura de entrega digna, anteriormente planteada, ha sido reflexionada en situaciones ideales donde hay voluntad política, infraestructura adecuada, personal capacitado y un proceso transparente de investigación. Sin embargo, quedan al aire cuestiones que se deben valorar urgentemente como: ¿Qué sucede cuando existe la imposibilidad de recuperar los cuerpos?, derivado de la complejidad de los lugares de hallazgos y la violencia brutalmente ejercida en ellos. ¿Cómo se puede realizar una entrega digna en ausencia del cuerpo o de un cuerpo fragmentado? ¿Cómo se puede homologar esta labor dados los contextos tan particulares por estado?

La Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (ICAPED), en su artículo 24, dispone que: Cada Estado Parte adoptará todas las medidas apropiadas para la búsqueda, localización y liberación de las personas desaparecidas y, en caso de fallecimiento, para la búsqueda, el respeto y la restitución de sus restos (10). Por lo tanto, tal como se visualiza un mecanismo extraordinario de identificación forense en miras a optimizar esta labor urgente, se deben proyectar los resultados de forma sensible y apegados a la ley. La entrega digna de los cuerpos a los familiares no es la culminación de un proceso de verdad y justicia; sin embargo, para los familiares representa la conclusión de una búsqueda incesante por su ser querido, por ende, se debe prever la creación de protocolos para la homologación de esta labor.

En este orden de ideas, es preciso mencionar que hay esfuerzos desde la academia y la sociedad civil, que han generado herramientas como el protocolo de notificación digna que es un trabajo exhaustivo para sustentar la necesidad de una notificación y proceso de entrega digna mediante la indagación de leyes, bibliografía, algunos ejemplos y sobre todo experiencias de los familiares.

El reto es reflexionar sobre la viabilidad de implementación de las herramientas y protocolos ya existentes tomando en cuenta los contextos tan diversos, las especificidades de cada lugar y las condiciones que se tienen con la finalidad de mejorar las prácticas forenses, para ello también es necesario un ejercicio crítico y reflexivo de forma constante, para identificar los avances y los nuevos retos a los que nos enfrentamos en materia forense. En este ejercicio se deben considerar temas que serán ejes principales para el desarrollo de una labor integral, algunos de ellos son: multidisciplinariedad, sensibilización, respeto, competencia profesional, identificación plena, verdad, justicia, restitución y ética.

Finalmente, la entrega digna de los cuerpos plenamente identificados es un acto que debe ser realizado en condiciones de dignidad, ya que también implica un acto de justicia y reparación en sí mismo (11).

Glosario:

Lugares de inhumación ilegales: espacios donde se realizan inhumaciones de cuerpos o restos humanos con el propósito de ocultarlos, desaparecerlos, así como encubrir la ejecución de algún acto ilícito.

Archivo Básico de Identificación: un archivo básico de identificación es un expediente en el que se conjunta la información obtenida por las áreas de medicina, antropología, odontología, criminalística y genética, es decir, se registra la descripción del cuerpo, la filiación descriptiva, la ropa que portaba, el registro fotográfico del cuerpo, prendas y pertenencias, el registro del archivo decadactilar (comúnmente conocido como toma de huellas digitales), los resultados obtenidos tanto de la evaluación ósea como la dental, las muestras de las que se podría obtener un perfil genético, registro sobre el destino final, o en otros términos, el lugar donde fue resguardado el cuerpo.

Datos ante mortem: información proporcionada por familiares y personas cercanas, enfocada en la descripción detallada de las particularidades que son observables en una persona mientras se encuentra con vida.

Análisis post mortem: conjunto de investigaciones científicas indispensables para la identificación humana, que reúne las particularidades encontradas en cadáveres y restos humanos: particularidades naturales y adquiridas en el tejido epidérmico y óseo, en dicho análisis intervienen disciplinas como: Medicina, Antropología, Odontología, Imagenología, Genética y Criminalística.

Características individualizantes: las características individualizantes se definen como todos aquellos rasgos particulares que posee cada individuo y que forman parte de su identidad. Tales características pueden ser inherentes a cada persona como: lunares, verrugas, huellas dactilares, formas particulares morfológicas, características patológicas, entre otras; o pueden ser producto de circunstancias externas, tales como: cicatrices (naturales o quirúrgicas), tatuajes, perforaciones, tratamientos de ortodoncia, placas de osteosíntesis, fracturas antemortem, entre otras.

Crédito de imagen: iStock.com/Aurora Uribe

Referencias:

  1. Pontvianne, J. La guerra contra el narcotráfico de Felipe Calderón: de la crisis de seguridad a la tragedia humanitaria. Analecta Política. 2021; 11 (20): 6-25.
  2. Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México. La crisis forense en México: Más de 52,000 personas fallecidas sin identificar. México: MOVNDMX; 2021. 50 p.
  3. Encinas, A. Emergencia Forense [internet]. Ciudad de México, El Universal. Opinión. [updated 2019 Jun 25; cited 2021 Sept 27]. Available from: https://www.eluniversal.com.mx/articulo/alejandro-encinas/nacion/emergencia-forense
  4. Espacio Psicosocial por los Derechos Humanos, Grupo de Investigaciones en Antropología Social y Forense, Centro de Análisis de Investigación A.C., Servicios y Asesoría para la Paz, A.C. Protocolo interdisciplinario de notificación de la identificación de personas desaparecidas y restitución digna. Ciudad de México: EPDH; 2021. 144 p.
  5. Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Protocolo interinstitucional para la entrega digna de cadáveres de personas desaparecidas Ley 1408. Colombia: CBPD; 2010. 24 p.
  6. Diario Oficial de la Federación. Protocolo Homologado para la búsqueda de personas desaparecidas y no localizadas. México. 2020.
  7. Ministerio de Salud y Protección Social, Fiscalía General de la Nación, Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, Organización Internacional para las Migraciones Programa de fortalecimiento institucional para las víctimas. Procedimiento de entrega digna de cadáveres de víctimas de desaparición forzada y homicidio en el marco del conflicto armado interno. Colombia: Eco Emprendedores Creativos S.A.S. 2016. 2010 p.
  8. Navarro, S., Pérez, P., Frank K. Consenso mundial de principios y normas mínimas obre trabajo psicosocial en procesos de búsqueda e investigaciones forenses para casos de desapariciones forzadas, ejecuciones arbitrarias o extrajudiciales. Colombia: ONU; 2010. 62 p.
  9. Centro de Análisis de Investigación A.C. Elementos esenciales para la elaboración de la ley general sobre personas desaparecidas en México. México: [without publisher]; 2015. 75 p.
  10. Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. [cited 2021 Sept 27] Available from: https://www.ohchr.org/sp/professionalinterest/pages/conventionced.aspx
  11. Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso 19 Comerciantes vs Colombia. Sentencia de 5 de julio de 2004 (Fondo, Reparaciones y Costas) Serie C. No. 109, párr. 266, nota 266 [internet] Corte IDH [updated 2012 Jun 26; cited 2021 Sept 27] Available from: https://www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_109_esp.pdf